Haga clic aquí para efectuar una búsqueda

Cambiar una rueda de coche

Ya sea a causa de un pinchazo o durante el cambio de sus ruedas para el invierno, es útil saber como cambiar una rueda para evitar las preocupaciones y una pérdida inútil de tiempo al borde de la carretera, donde los peligros son omnipresentes.

Si usted debe cambiar una rueda en el borde de la carretera, piense a utilizar su chaleco reflectante, encienda sus luces de emergencia y coloque su triángulo de señalización 30 a 40m más adelante.

Para cambiar una rueda, siga la guía :

  1. Estacione su vehículo sobre una superficie plana. Nunca cambie una rueda en un calle en pendiente, se arriesgaría a ver su vehículo partir sin usted.
  2. Igualmente, evite los suelos blandos, como la tierra. Con el peso del coche, su gato se hundirá en la tierra. Si no tiene opción, puede solucionar este problema colocando una plancha lo suficientemente sólida y grande para repartir el peso del coche.
  3. Apriete el freno de mano y engrane una velocidad (o utilice la posición “parking” en un coche de transmisión automática).
  4. Retire el tapacubos si posee uno.
  5. Comience a desatornillar ligeramente los pernos de la rueda que desea cambiar antes de levantar el vehículo. Para desatornillar los pernos, debe girar en el sentido contrario a las agujas de un reloj. No se deben retirar los pernos, solamente deben ser desbloqueados.
  6. Para desbloquear los pernos, utilice la llave en cruz disponible en su maletero situada en el lugar de la rueda de repuesto.
  7. Coloque el gato bajo el "punto de gato” más cercano a la rueda a cambiar. Preste atención a que el gato esté derecho y y que no se incline.
  8. Levante su vehículo hasta que la rueda no toque el suelo. Si usted está cambiando una rueda pinchada, piense en el hecho de que la rueda que usted pondrá es más grande ya que está inflada. Por lo tanto, levante su vehículo algunos centímetros más.
  9. Retire completamente los pernos. Puede ser que su rueda tenga problemas para separarse del eje a causa del óxido. En este caso, golpee sobre la rueda y el neumático para desatascar la llanta.
  10. Coloque la rueda bajo su vehículo para retener su vehículo en caso de que el gato llegue a ceder. En caso de caída del vehículo, le costará mucho mas barato reparar o cambiar la llanta averiada que reparar el eje quebrado.
  11. Coloque la rueda de repuesto sobre su eje. Una vez estable, atornille los pernos a mano sin forzar demasiado, hasta que estos bloqueen. Cuide que los pernos estén limpios y que no haya polvo o piedras que se alojen en el paso de rosca.
  12. Atornille los pernos con la ayuda de la llave de cruz respetando el orden correcto para atornillar las tuercas de una llanta. Es inútil apretarlas demasiado, para evitar el desequilibrio del coche.
  13. Descienda lentamente el vehículo con la ayuda del gato. Una vez en el suelo, retire y guarde el gato.
  14. Apriete los pernos con la ayuda de la llave de cruz. Es inútil utilizar demasiada fuerza durante la utilización de la llave para apretar las tuercas. Es suficiente con apretarlos manualmente. Si aprieta demasiado fuerte, corre el riesgo de dañar su llanta y su eje. Además, hará más difícil la tarea de aflojarlos durante el próximo cambio de la rueda.
  15. Reemplace el tapacubo de ser necesario.
  16. Guarde su rueda pinchada en el maletero, así como el gato y la llave de cruz.

¡Listo, su rueda ha sido cambiada y usted puede retomar su camino!

Si usted ha cambiado su rueda a causa de un pinchazo, sepa que la rueda de repuesto no está prevista para ser utilizada por largo tiempo. Piense entonces en reparar su neumático o cambiarlo lo más pronto posible.