Haga clic aquí para efectuar una búsqueda

Inflado de neumáticos con nitrógeno

Al leer ciertos artículos especializados de prensa o al recorrer los foros, tenemos a veces la impresión de que el inflado con nitrógeno es altamente superior al inflado con oxígeno. Es cierto que el inflado con nitrógeno se ha generalizado en los sectores de la aviación comercial y militar, los circuitos de competencias automóviles y las grandes máquinas de ingeniería civil.

¿ Es interesante para todos utilizar el nitrógeno ? No del todo.

El aire que respiramos es un gas compuesto de 78% de nitrógeno, 21% de oxígeno y 1% de elementos diversos. El nitrógeno es así un gas que está presente en grandes cantidades en el aire que utilizamos para inflar nuestros neumáticos. El inflado con nitrógeno permite alcanzar una índice máximo de 99% de nitrógeno, la diferencia puede parecer despreciable.

Como todos los gases, el nitrógeno está sometido a las reglas de expansión que aparecen durante un incremento de temperatura y de condensación durante un enfriamiento. En la práctica, por cada 8°c de aumento, hay un incremento de presión de 0.1 bar e inversamente.

Las equivalencias

  1. Como el oxígeno, el nitrógeno es sensible al cambio de temperatura. Por consiguiente, se debe aumentar ligeramente la presión de los neumáticos desde la llegada del otoño.
  2. Como el oxígeno (en rojo), el nitrógeno (en azul) se escapa a través del caucho pero de forma más lenta.
  3. Aún si el inflado con nitrógeno protege los componentes internos de la corrosión (el nitrógeno no soporta la humedad, al contrario del oxígeno), se debe recordar que el oxígeno continúa a penetrar el neumático desde el exterior debido a la presión atmosférica y que un fenómeno de corrosión limitado continúa entonces a producirse.

Las ventajas

  1. El inflado con nitrógeno permite una disminución de presión natural (sin intervención exterior) inferior a la del oxígeno. Esto es muy conveniente para el inflado de neumáticos de coches de colección que circulan muy poco, igualmente que para autocaravanas y caravanas.
  2. Además, el nitrógeno es un gas estable que responde de forma moderada al aumento de temperatura causado por la resistencia al rodaje. Permite alcanzar altas velocidades sobre circuito sin perjudicar el rendimiento del neumático.

Los inconvenientes

  1. El inflado con nitrógeno representa un coste no despreciable con relación a la gratuidad del aire ambiental.
  2. Algunas veces es difícil suministrarse de nitrógeno puro y esto puede acarrear comportamientos con riesgos (circular subinflado, en especial).

Nunca utilice una bomba al vacío para preparar el neumático que desea inflar con nitrógeno, podría dañar de forma permanente e irreversible las estructuras internas que garantizan su buen funcionamiento.