Haga clic aquí para efectuar una búsqueda

La presión máxima de un neumático

La presión máxima de un neumático corresponde a la presión más alta en frío que el neumático puede soportar. Sin embargo, no se debe recurrir a esta presión máxima a menos que el manual del vehículo así lo especifique.

Para realizar una buena medida, se debe tomar la presión del neumático a frío. Esto significa que el neumático no debe ser expuesto al sol o a temperaturas elevadas y que el vehículo no debe haber circulado.

La presión "a calor" es 0.3bars superior con relación a la presión a frío.

Por consiguiente, si la presión a frío recomendada es igual a la presión máxima del neumático, el umbral máximo será sobrepasado.

En este caso, usted puede estar tentado a desinflar ligeramente el neumático "a calor", pero no debe hacerlo ya que la presión bajará al umbral máximo a frío.

Sepa también que la presión máxima de un neumático puede alejarse del valor estándar por un índice de carga determinado. Por ejemplo, un neumático de índice de carga estándar debe poder soportar 2.4 bars, pero es común encontrar ciertos neumáticos que se adaptan a presiones que van hasta 3 bars.

Estos valores se encuentran en el manual del vehículo y en la pegatina del marco de la puerta del conductor.

La presión máxima que el neumático puede soportar está escrita en pequeños carácteres en el flanco del neumático en KPA o PSI (100 kpa = 1 bar y 14.50 PSI = 1 bar).