Haga clic aquí para efectuar una búsqueda

Comprar neumáticos invierno

Por debajo de los 7 °C, los neumáticos de invierno presentan un mayor rendimiento que los neumáticos de verano.

La goma de los neumáticos de invierno está especialmente estudiada para resistir al frío y procurar una excelente adherencia y estabilidad en las condiciones climáticas más difíciles: hielo, nieve, climatología adversa... Entre los 7 °C y hasta los -40 °C, la banda de rodadura del neumático no se endurece y le permite seguir circulando con total seguridad.

Cadenas de nieve

Para viajar en completa seguridad sobre rutas nevadas, NeumáticosLíder le propone una gran selección de cadenas de nieve a precios rebajados.

Ver las cadenas

Pack llantas + neumáticos

Para su comodidad y seguridad, NeumáticosLíder le propone packs de neumáticos de invierno + llantas a precios bajos.

Crear un pack

Nuestros consejos

Desde que la temperatura desciende bajo 7°C, es impertivo equipar su vehículo de neumáticos de nieve que mostarán un mejor desempeño y serán más seguros.

Cuando caen los primeros copos de nieve, el pavimento se vuelve blanco y se convierte en una auténtica pista de patinaje. A partir de ese momento, se vuelve difícil disfrutar de un buen agarre en carretera con unos neumáticos convencionales. Para evitar cualquier inconveniente, debe equipar su vehículo con los neumáticos más adecuados para esta época del año: los neumáticos de invierno. ¿Que son exactamente? ¿Qué utilidad tienen? ¿Cómo puede hacer la mejor elección? Todo eso y mucho más se lo explicamos en esta guía.

¿Qué son los neumáticos de invierno?

Se dice que los neumáticos están homologados para invierno cuando cumplen con todas las condiciones para un uso eficiente y seguro en los meses más fríos. En concreto, estamos hablando de unos neumáticos cuyo comportamiento en carretera es superior al de las ruedas de verano cuando las temperaturas son bajas (inferiores a 7 °C), cuando llueve, nieva o hay hielo en el pavimento.

Por lo general, los fabricantes aconsejan a los propietarios de vehículos que cambien de neumáticos cuando se cambia la hora, pero, en definitiva, donde hay que fijarse es en el clima.

¿Cómo reconocer un neumático de invierno?

Los neumáticos de invierno se reconocen fácilmente. Probablemente ya haya notado la indicación «M+S» en algunos neumáticos. Esta inscripción, en inglés (Mud + Snow) significa «barro + nieve». Es una homologación obligatoria para neumáticos de invierno que también se encuentra en ciertos modelos de neumáticos de verano,

por tanto, todos los productos que tienen este marcaje no están destinados necesariamente a utilizarse en climas fríos. Los modelos verdaderamente adaptados a las condiciones invernales son aquellos que cumplen con el estándar 3PMSF (3 Peaks Mountain Snow Flake). Los que tienen este marcaje están especialmente diseñados para resistir el frío, la nieve y el hielo. Por lo tanto, se trata de un auténtico equipamiento de invierno, específicamente diseñado para permitir que su vehículo rinda cuando el clima es frío y húmedo. Se identifican fácilmente por un grabado en sus flancos que representa de 3 picos montañosos rodeando un copo de nieve.

Los productos que llevan la mención ICE (neumáticos nórdicos) son más raros de ver, pero también adecuados para el frío extremo. Generalmente se encuentran en áreas del norte de Europa, y son más eficientes que los modelos con homologación 3PMSF. Si quiere más información sobre el marcaje de neumáticos, puedes leer nuestro artículo al respecto.

¿Por qué montar neumáticos de invierno?

Conducir con neumáticos para nieve es una ventaja por diferentes razones. Uno de los más importantes es la seguridad en la conducción. Gracias a la composición de su goma, los neumáticos de invierno no se endurecen cuando bajan las temperaturas, por lo que garantizan un mejor agarre en carretera y una muy buena frenada en vías cubiertas de nieve o escarcha. También ofrecen un muy buen confort de conducción, ya sea en curvas cerradas o en una pista recta.

Además, el uso de este equipamiento, adaptado a bajas temperaturas y nieve, permite alargar la vida de sus neumáticos de verano, porque tienden a desgastarse mucho más rápido con el estrés que les suponen las condiciones invernales. Mantenerlos calentitos en el garaje durante este tiempo le permitirá ahorrar dinero a la larga.

Los diferentes tipos de neumáticos de invierno y su uso

Los neumáticos de invierno se encuentran en tres gamas diferentes. Podemos distinguir los modelos:

  • Clásicos
  • Alto rendimiento
  • Nórdicos o tachonados

Para elegir correctamente el neumático de invierno, es importante saber cómo funciona cada modelo.

Neumáticos de invierno clásicos

Los neumáticos de invierno clásicos son aquellos que cuentan con la certificación básica (M+S), y garantizan un mejor agarre en carreteras resbaladizas con sus huellas y sus numerosas laminillas. Son adecuados para turismos, SUV, 4x4 y vehículos comerciales.

Si las temperaturas invernales en su región no son extremas, puede optar por estos modelos de neumáticos. Generalmente son los más asequibles.

Modelos de alto rendimiento

Los neumáticos para nieve de alto rendimiento tienen propiedades mucho mejores que los anteriores. Generalmente encontramos en sus lados la inscripción 3PMSF.

Con su agarre mejorado, estos neumáticos de invierno garantizan una excelente adherencia a la carretera, incluso a altas velocidades. También tienen mejores capacidades de frenado, tanto en hielo como en nieve.

Si las temperaturas invernales en su región se acercan a lo extremo, escoja estos modelos de neumáticos. Tener un vehículo que se pueda utilizar a diario es toda una garantía.

Neumáticos nórdicos o con clavos

Estos son los modelos de neumáticos de invierno adecuados para las condiciones invernales más extremas (hasta -40 °C). Garantizan un perfecto control del coche incluso en situaciones de abundante hielo o nieve muy espesa. Se reconocen muy fácilmente por su banda de rodadura forrada con púas metálicas (entre 100 y 500). A ellas deben su excepcional rendimiento en estas condiciones y su maravillosa adherencia a la carretera.

Son los modelos adecuados para aquellos conductores que viven en áreas geográficas caracterizadas por fuertes nevadas.

Por razones de seguridad, no está permitido conducir a más de 90 km/h cuando estos neumáticos de invierno están instalados en un vehículo. Este límite se reduce a 60 km/h para camiones y vehículos que transportan mercancías peligrosas.

¿Cuáles son los demás criterios a la hora de elegir su neumático de invierno?

Cuando se trata de elegir neumáticos de alto rendimiento, no basta con tener en cuenta sus necesidades o su presupuesto. También se deben considerar otros criterios esenciales:

  • El índice de velocidad.
  • Las dimensiones.
  • Las etiquetas de homologación europeas.

El índice de velocidad

Durante la temporada de invierno, la ley le permite utilizar equipos que tengan un índice de velocidad menor (una letra menos) que los neumáticos previstos en su vehículo.

Las dimensiones

Obviamente, antes de instalar otros neumáticos, debe tener en cuenta las dimensiones de sus neumáticos originales. Esta es también la primera información que debe proporcionar para realizar su pedido. ¿Cómo puede identificar las dimensiones de su neumático? En su flanco, verá una inscripción similar a esta, por ejemplo: 225/55 R17.

El número 225 representa el ancho en milímetros del neumático. La indicación que viene antes de la R es la altura, expresada como porcentaje de la anchura. En cuanto al último número (aquí, 17), expresado en pulgadas, indica el diámetro interior de su neumático.

También puede averiguar directamente los valores originales recomendados por el fabricante en el manual del propietario de su automóvil o en la puerta del vehículo.

Las etiquetas de homologación europeas

Si quiere equipar su coche con los mejores neumáticos para el invierno, tienes que consultar sus etiquetas. El etiquetado de los neumáticos que se venden en Europa se ha convertido en obligatorio desde noviembre de 2012. Estas etiquetas le proporcionan una valiosa información sobre el rendimiento del neumático de invierno. Las etiquetas europeas nos hablan sobre las tres siguientes características:

  • El nivel acústico o el ruido de rodadura del neumático (en decibelios).
  • El grado de agarre en una carretera mojada (de A a F).
  • La resistencia a la rodadura (de A a G), que influye en el consumo de combustible.

¿Cuántos neumáticos de invierno debo instalar para un mejor rendimiento?

Dependiendo de su presupuesto, puede optar por instalar solo dos neumáticos para nieve en su vehículo durante la temporada de invierno. Ya es mejor que nada. Sin embargo, para obtener un agarre y un rendimiento de frenado óptimos en carreteras en invierno, es recomendable equipar los 4 neumáticos de invierno. Esto le permitirá evitar ciertos problemas de conducción que suelen producirse al montar diferentes tipos de ruedas en un mismo vehículo.