Haga clic aquí para efectuar una búsqueda

Comprar neumáticos verano en línea

Nuestro sitio web le ofrece más de 100 marcas disponibles y miles de neumáticos de verano en stock al mejor precio.

¿Sabe cuándo hay que cambiar los neumáticos de verano?

En cuanto la profundidad de la ranura principal de sus neumáticos sea inferior a 3 mm, sus prestaciones se reducirán: inestabilidad sobre suelo mojado, peor comportamiento en carretera, distancia de frenado más larga, motricidad reducida…

En nuestro sitio web le presentamos una amplia variedad de neumáticos de verano. Los hemos clasificado en 3 gamas para facilitar su búsqueda:

  • La gama "Premium": incluye a los fabricantes de gran notoriedad como Michelin, Continental Goodyear, Bridgestone, Pirelli...
  • La gama "Quality": incluye a fabricantes reconocidos pero de segunda categoría o pertenecientes a fabricantes "Premium" como Uniroyal, Barum, Kleber, Firestone…
  • La gama "Budget": incluye a los fabricantes asiáticos o a aquellos cuyo precio se posiciona en la horquilla más baja como: Ling Long, Westlake, Landsail, Hifly, Goodride...

La calidad y las características de los neumáticos de un automóvil contribuyen a la comodidad de conducción y la seguridad de los pasajeros. Por este motivo, elegir unos neumáticos adecuados para cada temporada es importante. De ese modo, cuando llega el verano, se requieren unos neumáticos de verano capaces de adaptarse a tales condiciones climáticas. ¿Quiere saber más? Esta detallada guía le proporciona mucha información que le ayudará a saberlo todo acerca de los neumáticos de verano para adoptar la mejor decisión y utilizarlos correctamente.

¿Qué tiene de especial el neumático de verano?

El neumático de verano está diseñado para proporcionar muy buen agarre a la carretera en las condiciones climáticas que nos encontramos desde la primavera hasta el otoño. En realidad, es el neumático estándar que acompaña a la mayoría de los vehículos nuevos o usados en el momento de la entrega.

Características de los neumáticos de verano

Para reconocer los neumáticos de verano y diferenciarlos de otros tipos de neumáticos, nos fijamos en tres parámetros principales:

  • El dibujo de la banda de rodadura. De hecho, la banda de rodadura de un neumático de verano tiene menos láminas y patrones menos profundos que los de un neumático de invierno.
  • Los materiales utilizados son diferentes a un neumático de invierno. Están pensados para rodar a temperaturas superiores a 7 °C, en superficies secas y mojadas. Por debajo de esta temperatura, el neumático de verano pierde eficacia.

El dibujo de la banda de rodadura

Los neumáticos de verano tienen menos láminas que los neumáticos de invierno. Esta estructura les ofrece un mejor agarre a la carretera, al tiempo que tiene un impacto positivo en la frenada.

Al tener menos dibujo en la banda de rodadura se consigue mayor agarre en la carretera en clima seco. Sin embargo, no hay que olvidar comprobar la profundidad de la banda de rodadura mediante su indicador de desgaste. Unos neumáticos de verano gastados aumentan considerablemente el riesgo de aquaplaning.

¿Cuáles son los marcajes para los neumáticos de verano?

Las ruedas de un vehículo pueden presentar varias marcas específicas, como el típico pictograma de tres picos con copo de nieve (3PMSF, para neumáticos de invierno) o la indicación ALL SEASON. Sin embargo, a diferencia de otros modelos, los neumáticos de verano no llevan ninguna marca que indique en qué temporada deben utilizarse. Puede consultar la lista de marcajes que aparecen en el flanco de los neumáticos en nuestra guía.

Ventajas de los neumáticos de verano

En comparación con los modelos de invierno o de 4 estaciones, el neumático de verano permite una mejor conducción cuando se cumplen las condiciones óptimas de uso. Gracias a sus características:

  • Frena mejor en una carretera seca que en un neumático de invierno o todoclima (con una ganancia de casi 2 metros de distancia de frenado en ciudad).
  • Ofrece más comodidad de marcha porque genera menos ruido.
  • Consume menos combustible.

Desventajas de los neumáticos de verano

Cuando la temperatura ambiental desciende por debajo de los 7 grados, ya no se recomienda este tipo de neumático. En estas condiciones, el caucho se vuelve más duro y menos elástico, por lo que disminuye su adherencia a la carretera. En tal caso, para garantizar su seguridad se recomiendan unos neumáticos para nieve o todoclima.

¿Qué tamaño debo elegir para los neumáticos de verano?

Tanto si tiene un 4x4, una berlina o un SUV, no puede elegir para su coche el primer neumático que se le ocurra.

Para saber qué tamaño de neumático debe escoger, consulte los documentos de su vehículo, el montante de la puerta o la tapa del depósito. Normalmente, los fabricantes indican ahí los tamaños recomendados.

Aquí tiene un ejemplo: 195/65 R15 91 T. Esta inscripción indica que el neumático tiene:

  • 195 mm de ancho.
  • Una altura de pared lateral de 126,75 mm (el 65% de 195 mm).
  • Un diámetro de llanta de 15 pulgadas.
  • Una estructura de tipo Radial, como casi todos los modelos a la venta hoy en día.
  • Un índice de carga de 91 (este es el peso máximo que puede soportar el neumático; aquí corresponde a 615 kg).
  • Un índice de velocidad T (indicación que muestra que la velocidad máxima admitida por la rueda en este caso es de 190 km/hora)

¿Cuánto cuestan de media unos neumáticos de verano?

Es muy difícil poder dar una estimación del precio de un neumático porque depende de muchas cosas:

  • Tamaño de la llanta.
  • Marca elegida (económica, calidad, premium).

Lo más importante es adaptar el neumático que compre a su uso y expectativas. Conducir con un neumático chino de 30 € no es ningún problema si solo utiliza su coche para viajes cortos en ciudad. Si, por el contrario, espera alcanzar un rendimiento excepcional en el circuito con este tipo de neumático, el resultado será decepcionante.

¿Puedo usar neumáticos de verano en invierno?

Seguro que puede adivinar la respuesta. Si todo está cubierto de nieve, escarcha o el agua o se congela regularmente, es hora de equipar unas ruedas de invierno o un modelo para todas las estaciones. Usar neumáticos de verano en tales condiciones es peligroso porque aceleran mal, frenan mal, patinan con frecuencia y pierden tracción.

Cada neumático tiene sus propias características. A pesar de que el neumático de verano está diseñado para adherirse perfectamente a una carretera en climas cálidos, no resistirá muy bien la nieve o la lluvia recurrente.

¿Cuándo hay que cambiar los neumáticos de verano?

El primer factor a considerar al comprar neumáticos nuevos es la edad de sus actuales gomas. Se recomienda no exceder los 10 años, incluso aunque considere que su desgaste no es avanzado. El caso es que el caucho utilizado pierde eficacia, por lo que puede tener un neumático que aun estando lejos del límite del testigo de advertencia, sea completamente ineficaz para una conducción segura. Además, tras 5 años de uso regular, debería hacer que un mecánico profesional revisara sus llantas al menos una vez al año.

Para saber la edad de sus neumáticos, debe buscar el DOT del neumático presente en el flanco de los mismos.

La vida útil de un modelo estándar depende de muchos factores, incluido su diseño, el tipo de vehículo en el que está instalado, el clima, el estado de las vías que transita y su estilo de conducción. Los baches, las velocidades excesivas y los arranques y frenadas bruscos pueden dañarlo. Con un uso normal, planifique un reemplazo cada 20.000 a 40.000 km de media.

El indicador de desgaste con el que cuentan los neumáticos le ayuda a saber cuándo es necesario un cambio. Sabrá que es el momento cuando se alcance este indicador que, normalmente, se coloca en la banda de rodadura a 1,6 mm de profundidad.

Si los flancos de las ruedas o las tapas de las válvulas están dañados, se produce un pinchazo de 1 cm o más en la banda de rodadura o aparece una hernia, debe considerar reemplazar las ruedas sin demora.

Finalmente, un último síntoma que puede ponerle en alerta es la disminución de la comodidad de conducción. Puede manifestarse, por ejemplo, por vibraciones del vehículo, un agarre reducido en la carretera o un frenado menos preciso. Antes de un viaje largo (como cuando se vaya de vacaciones), verifique el estado de sus neumáticos. Si tiene alguna duda sobre la relevancia de una reparación o un cambio, no dude en buscar asesoramiento profesional.

¿Qué debemos recordar sobre los neumáticos de verano?

En general, su vehículo se entrega con unos neumáticos convencionales llamados «neumáticos de verano», modelos estándar que le permiten conducir cómodamente su coche fuera de los meses de invierno. Estos neumáticos son perfectos para conducir en cualquier tipo de vía, tanto en ciudad como en carretera, cuando la temperatura está por encima de los 7 °C y las lluvias no son demasiado frecuentes en su región. No dude en ponerse en contacto con nosotros si tiene problemas para decidir la elección del neumático. Según su modelo de coche y el uso que haga de él, podemos aconsejarle sobre el tipo de neumático más adecuado.

Recuerde que no importa qué tipo de neumático utilice: es fundamental vigilar la presión de los neumáticos con regularidad. Ni los mejores neumáticos podrán brindarle el máximo rendimiento si se usan incorrectamente.