Haga clic aquí para efectuar una búsqueda

"Tyre heat cycle" : ciclo de aumento de temperatura

A pesar de los progresos faraónicos realizados en el campo de la mecánica y de la aerodinámica, los neumáticos son todavía muy frágiles. El ciclo de calor es un medio útil para solidificar sus neumáticos y conservar su longevidad.

¿ Qué es el ciclo de calor del neumático ?

El ciclo de calor es una unidad de medida utilizada para describir la vida útil de un neumático de competición. Es el círculo que el neumático recorre entre un momento de reposo y otro momento. Es decir, entre el momento cuando está frío, dónde la temperatura se eleva debido a la conducción, y el momento cuando el neumático está de nuevo en reposo.

¿ Cómo puede el ciclo de calor influenciar el desgaste de mis neumáticos ?

Cuando un neumático sale de la usina, un período de rodaje es necesario para que los rendimientos sean óptimos. Para un neumático de coche de competición, esto proviene del hecho de que los vínculos entre las moléculas de caucho no son uniformes. Existen así vínculos sólidos y vínculos debiles. El interés es el de deshacerse de los vínculos débiles que causarían el desgaste prematuro del neumático. Es el fenómeno de deflexión que permite a los vínculos débiles romperse.

¿ Cómo reforzar la estructura del neumático ?

Existen tantos ciclos de calor como tipos de utilización de un neumático. El ciclo más importante es el primero. Es importante seguir las siguientes indicaciones para obtener los mejores resultados.

El primer ciclo de calor debe ser progresivo, así se recomienda aumentar la velocidad de forma progresiva y de no hacer maniobras muy agresivas.

El tiempo de caldeo debe ser de entre 10 y 15 minutos. Para esto, realice algunas vueltas de circuito, sin forzar, aumentando su velocidad progresivamente. La última vuelta debe permitirle alcanzar la velocidad y la temperatura máxima. Los burns y donuts deben ser excluidos.

Una vez el neumático se encuentre en reposo, no se debe utilizar durante un mínimo de 24 horas. En efecto, el aumento de temperatura y las fricciones causadas por la primera conducción han permitido a los vínculos débiles disgregarse.

El período de reposo permite a las moléculas de caucho reconstituirse en vínculos fuertes (tendencia a la entropía de un sistema).

En cambio, empezar un segundo ciclo de calor sin respetar este período de latencia provocaría una longevidad reducida del neumático ya que los vínculos no tendrían tiempo de reconstruirse.