Haga clic aquí para efectuar una búsqueda

Reglas relativas a los neumáticos y la inspeccíon Técnica de Vehículos.

La ley establece varias reglas relativas al cambio de neumáticos y a aquello que es posible hacer o no. La ley obliga a los automovilistas a respetar los siguientes puntos, los cuales son verificados durante la inspección técnica o en caso de control en carreteras :

  • Diversas estructuras sobre el eje : usted debe montar neumáticos del mismo diámetro en cada eje. Los neumáticos deben tener la misma estructura y presentar las mismas características.
  • Diferencia de desgaste sobre el eje : no debe existir más de 5 mm de diferencia entre la profundidad de las ranuras principales de los neumáticos.
  • Índices de carga y de velocidad autorizados : está prohibido montar neumáticos cuyos índices de velocidad o de carga sean inferiores a la preconización del fabricante o del equipo de origen. En cuanto a los neumáticos de nieve, usted puede disminuir de una letra con relación al índice de velocidad de sus neumáticos de verano.
  • Acerca de las modificaciones dimensionales : en caso de modificación de las dimensiones, usted debe asegurarse de que las modificaciones previstas respeten las normas OTC o ETRTO consultables aquí : (la equivalencia dimensional).
  • Modificaciones dimensionales y odómetro : en caso de modificación de las dimensiones, el odómetro de su coche no debe indicar una velocidad inferior a su velocidad real. Además, entre 40 y 120 km/h, su velocidad no debe aumentar más del 10%.
  • Desgaste de los neumáticos : Los neumáticos no deben tener cortes profundos, deformaciones importantes en el flanco o en la banda de rodadura. La profundidad de las ranuras debe ser superior a 1,6 mm. El neumático no debe presentar ausencia de escultura sobre una parte de la banda de rodadura.
  • Marcajes ilegibles o ausentes : Los neumáticos deben poseer un indicador visible de desgaste. Las indicaciones inscritas sobre su flanco deben ser visibles.
  • Rotación libre del neumático y fricción : el neumático no debe entrar en contacto con la aleta o la carrocería. El neumático no debe rozar con ninguna parte del vehículo, ni de forma intermitente o muy ligera.