Haga clic aquí para efectuar una búsqueda

Zona de contacto : los riesgos del sobreinflado y subinflado

¿ Los neumáticos de su coche parecen imponentes y sólidamente anclados en el asfalto ? Y sin embargo, la superficie de contacto de sus neumáticos se resume a menudo a algunos centímetros cuadrados. Es imprescindible respetar las reglas elementales de seguridad con el fin de no exponerse inútilmente al peligro

El área de contacto de un neumático está limitada aún en caso de óptimas condiciones. Esto exige una verificación regular de la presión de los neumáticos. Una presión inadaptada puede en efecto modificar radicalmente el volumen de la superficie de contacto como se ilustra a continuación :

La presión debe ser verificada regularmente ya que las apariencias son a veces engañosas.


Otro punto importante concierne el ángulo de caída. Como le explicamos en nuestra guía, cuánto más significativo es el ángulo de caída, el neumático presentará menos contacto con la carretera. El siguiente esquema ilustra perfectamente esta situación:


Un ángulo de caída importante permite abordar las curvas con más facilidad. Por otro lado, reduce drásticamente el volumen de la superficie de contacto !

Son estas pequeñas modificaciones, imperceptibles, las que una tras otra pueden tener consecuencias importantes en el comportamiento del vehículo.

La superficie de contacto debe ser constantemente controlada para prevenir el riesgo de aquaplaning. Se debe saber que el riesgo de aquaplaning depende tanto del área de contacto como de la profundidad de las esculturas de la banda de rodadura.

Relación entre la altura y la superficie de contacto

Como ilustrado a continuación, la forma de la superficie de contacto varía según la altura del neumático, sea esta importante (65, esquema izquierdo) o limitada (35 esquema derecho).