Haga clic aquí para efectuar una búsqueda

Resistencia al rodaje : la pesadilla del consumo

A menudo se habla de la baja resistencia al rodaje como un argumento de venta debido a las reglamentaciones europeas en términos de respeto del medio ambiente. Pero, ¿a qué nos referimos exactamente ?

La resistencia al rodaje es la energía utilizada durante la deformación del neumático en contacto con el suelo y la fricción que esto produce. Ella depende de las propiedades visco-elásticas del caucho que comúnmente llamamos histéresis.

Ésta se inscribe en el marco general de la resistencia aerodinámica a la cual se enfrentan todos los vehículos (inercia, etc.).

Para un conductor que busca reducir su consumo de combustible, la resistencia al rodaje es un factor clave para poder realizar un ahorro de varios litros de combustible por año.

Se reconoce generalmente que los neumáticos cuyo compuesto de caucho consta de una densidad importante de sílice experimentan una resistencia al rodaje más baja que los otros.

Otros elementos importantes a tomar en cuenta son :

  • El peso de la rueda (llantas + neumáticos) : una rueda más ligera le permite ahorrar más combustible.
  • La rigidez de los flancos : los flancos más duros permiten una menor deformación del neumático y un coche con menor consumo.
  • La calidad del revestimiento de carreteras (no modificable por el conductor).

¿ Cómo se mide la resistencia al rodaje ?

Respondiendo a normas muy precisas (ISO 28580), la medida de la resistencia al rodaje se hace en un laboratorio, a una temperatura ambiental de 25°C. Para realizar esta medida, el laboratorio utiliza un cilindro (ver contiguo) en el cual se aplica el neumático a prueba, con una carga y presión determinadas.

Se realiza una primera medida sin el neumático. El cilindro al vacío es girado y se hace una medida de la fuerza necesaria para realizar este movimiento. Seguido, se efectúa una segunda medida con el neumático, midiendo aquí nuevamente la fuerza necesaria para hacer girar el cilindro.

Por último, al calcular la diferencia entre ambas fuerzas, se obtiene un par llamado resistencia al desplazamiento, expresado en kilogramos por tonelada.


A saber:

Durante la sustitución de un neumático usado por un neumático nuevo, la resistencia al rodaje aumenta en promedio en un 20%, lo que puede representar un ligero aumento del consumo de combustible en los primeros meses de utilización.

La resistencia al rodaje puede fluctuar en el curso de un trayecto : una vez que los neumáticos han sido calentados, la resistencia disminuye.

El coeficiente de resistencia permite entender por qué ciertos conductores prefieren neumáticos de perfiles imponentes. Ésto se debe a que la resistencia y la limitaciones se reparten sobre una superficie más amplia, lo que contribuye a mejorar la longevidad del neumático.